viernes, 21 de octubre de 2016

DIABETES:Los nuevos tratamientos para la diabetes tipo 2: mayor eficacia del fármaco, sencillez de administración y dosis semanal

Los nuevos tratamientos para la diabetes tipo 2: mayor eficacia del fármaco, sencillez de administración y dosis semanal

nuevos tratamientos

Los especialistas abordan en Málaga las ventajas del uso de dulaglutida (Trulicity) en diferentes estadios evolutivos de la diabetes y destacan la facilidad de uso de su dispositivo.

Más de 5,3 millones de personas padecen diabetes tipo 2 en España. Mejorar el control de los niveles glucémicos de estos pacientes, con fármacos que no interfieran mucho en su día a día, es un objetivo de nuevos tratamientos como dulaglutida (Trulicity®), un antidiabético semanal que actúa como agonista del receptor del GLP-1. Los diferentes escenarios clínicos donde esta clase terapéutica se puede usar han centrado el simposio "Un clic semanal: Compartiendo experiencias en escenarios clínicos", organizado en el marco del Congreso de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) que se celebra hasta el viernes en Málaga.

Durante el encuentro, los asistentes han compartido su experiencia con este tipo de fármacos."Los agonistas del receptor del GLP-1 pueden usarse durante toda la evolución de la enfermedad, desde su inicio hasta las fases finales. En España, se usan fundamentalmente en pacientes con diabetes y obesidad, porque es donde están financiados, y asociados a antidiabéticos orales o insulina", ha explicado el Dr. Carlos Morillas Ariño, especialista en endocrinología del Hospital Universitario Dr. Peset de Valencia y presidente de la Sociedad Valenciana de Endocrinología, Diabetes y Nutrición, quien ha moderado el simposio.

En concreto, los especialistas han abordado durante la sesión las ventajas del uso de dulaglutida, el último agonista del receptor del GLP-1 en llegar a España, en diferentes estadios evolutivos de la diabetes. Entre ellas, su potencia en el control de la glucemia, la pérdida de peso o la ausencia de hipoglucemias. Asimismo, han hecho especial mención al valor añadido de su posología semanal y su sencillo dispositivo de administración, que facilitan la adherencia y el cumplimiento por parte de los pacientes, una asignatura todavía pendiente en el control de la enfermedad.

Dulaglutida se presenta en un dispositivo inyectable que ya viene completamente preparado para ser administrado una vez a la semana. Solo es necesario presionar un botón para que se active automáticamente la inyección del tratamiento y el paciente ni ve ni manipula la aguja en ningún momento. Precisamente por esta razón, el fármaco puede resultar útil para vencer el miedo al pinchazo que acompaña con frecuencia al paciente que se inicia en este tipo de terapia, como ha explicado la Dra. Judith López, profesora asociada de la Universidad de La Laguna y especialista en Endocrinología del Hospital Universitario de Canarias (Tenerife), quien ha compartido en Málaga su experiencia clínica con el antidiabético.

"El entendimiento con el paciente es mayor porque el dispositivo es intuitivo, realmente fácil de usar", ha destacado la Dra. López. "Se trata de un diseño centrado en el paciente, que parte de una investigación de sus preferencias y barreras como la del rechazo a la aguja. Además, emite un sonido una vez administrada la dosis, lo que aporta tranquilidad y es especialmente adecuado para estas personas, que pueden presentar pérdida de agudeza visual. Todo esto, unido a su formulación semanal, es importante para intentar mejorar la adherencia del paciente al tratamiento y con ello, mejorar el control metabólico", ha añadido esta experta.

Al margen de los avances en el tratamiento farmacológico, los especialistas han coincidido al destacar el importante papel que el estilo de vida sigue jugando en el control de la diabetes tipo 2. Dietas hipocalóricas en pacientes obesos y abandonar el sedentarismo son algunas de las medidas en este sentido que los expertos ven necesarias para intentar conseguir pérdidas de peso que faciliten un adecuado control de la glucosa en la sangre.

"Si el paciente no modifica su estilo de vida es muy complicado que controle su azúcar", ha señalado el Dr. Morillas Ariño. "Se debe implicar a nuestros políticos para que desde los diferentes ministerios y consejerías autonómicas se fomenten medidas de estilo de vida saludables para prevenir las dos epidemias del siglo XXI: la obesidad y la diabetes tipo 2", ha indicado el moderador del simposio.

publicidad

Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL: 93934521
Santiago- Chile

DIABETES Caminar después de comer reduce más la glucemia

CanalDiabates
caminar diabetes tipo 2

Caminar después de comer reduce más la glucemia

21 de octubre de 2016 • CAMBIA LA CONVERSACIÓN EN DIABETES TIPO 2HOMEVIDA SALUDABLE

Caminar es uno de los métodos más sencillos, gratis y asequibles para mantener la diabetes tipo 2 bajo control; en especial si se realiza unos 10 minutos después de cada comida, según un estudio internacional divulgado en la última semana.

La recomendación proviene de investigadores de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, quienes aseguran que caminar después de comer es útil para reducir los niveles de azúcar en la sangre. Hasta ahora, el consejo para los diabéticos era moverse al menos 30 minutos diarios, sin especificar un momento del día.

El doctor Andrew Reynolds y sus colegas quisieron determinar cómo obtener el mejor beneficio de una caminata. Así dividieron a 41 pacientes con diabetes tipo 2 en dos grupos: unos iban a caminar media hora diaria, durante dos semanas, y los otros 10 minutos después de cada comida, por igual período de tiempo.

Cada voluntario recibió, además, un pulsómetro para calcular su actividad física y otros dispositivos que midieron el nivel de azúcar en la sangre cada cinco minutos.

Al cabo de un mes, los investigadores observaron que los niveles de azúcar en la sangre después de las comidas cayeron 12%, en promedio, en el grupo de pacientes que caminaba por 10 minutos tras comer, en comparación con quienes habían ido a caminar en cualquier momento del día.

"La mayor parte de este efecto provino de una reducción significativa de 22% del azúcar en la sangre, sobre todo al caminar después de las comidas de la tarde, que habitualmente eran las más pesadas en hidratos de carbono, y eran seguidos por un período de mayor sedentarismo durante el día", explica el doctor Reynolds.

A su juicio, promover esta recomendación puede significar una mejora en la calidad de vida de los pacientes, los que cada vez implican un mayor número de personas.

"Los beneficios relacionados con la actividad física después de las comidas sugieren que las directrices actuales deberían modificarse para especificar la actividad después de la comida, sobre todo cuando estas contienen una cantidad sustancial de hidratos de carbono". Esto, dice Reynolds, puede favorecer el control de la enfermedad y prevenir sus complicaciones.

Jim Mann, otro de los autores de esta investigación, precisa que el manejo de la glucosa después de las comidas se considera como un objetivo importante en el manejo de la diabetes tipo 2, debido que contribuye a elevar los niveles de azúcar en la sangre y el riesgo cardiovascular.

La investigación del doctor Reynolds fue publicada esta semana en la revista Diabetología.


Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • Siguenos en twitter: @rogofe47Chile
 CEL: 93934521
Santiago- Chile