jueves, 12 de junio de 2014

#diabetes: Mala calidad de vida podría afectar manejo de diabetes en adolescentes

Mala calidad de vida podría afectar manejo de diabetes en adolescentes

En los años posteriores a ser diagnosticados con diabetes, a los adolescentes que enfrentan las cargas psicológica y social de manejar la enfermedad probablemente les cueste más controlarla, según un nuevo estudio estadounidense.

Los adolescentes que reportaron una menor calidad de vida eran más propensos a tener niveles más altos de hemoglobina A1c, un marcador de un nivel elevado de azúcar en la sangre y señal de mal control de la diabetes.

"Necesitamos intervenir desde el punto de vista de la prevención", dijo Korey Hood, psicólogo de la Universidad de California en San Francisco y autor principal del estudio. "Necesitamos hacer una monitorización sistemática de estos temas psicosociales", añadió.

Los adolescentes que están psicológicamente estresados son menos propensos a cuidarse, lo que podría explicar el aumento de los niveles de A1c, agregó Michael Scharf, psiquiatra del Centro Médico de la Universidad de Rochester y que no participó en el estudio.

Al detectar precozmente el problema, podría ser posible impedir que la enfermedad empeore, declaró Scharf.

Los investigadores monitorizaron durante cerca de seis años a jóvenes con diabetes tipo 1 o 2 desde el momento en que fueron diagnosticados.

La diabetes tipo 1, conocida antiguamente como diabetes juvenil, usualmente aparece en la niñez o la adolescencia y es provocada por una deficiencia para producir insulina, una hormona que ayuda al cuerpo a usar el azúcar de la sangre con fines energéticos.

La diabetes tipo 2, vista más comúnmente en los adultos y vinculada a menudo con la obesidad, sucede cuando el cuerpo elabora insulina, pero no es capaz de usarla.


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés) estiman que alrededor de 151.000 personas menores de 20 años padecen de diabetes en ese país. En el 2009, 19 niños de cada 10.000 tenían diabetes tipo 1 y tres de cada 10.000, diabetes tipo 2.A medida que pasa el tiempo, el exceso de azúcar en la sangre puede provocar daño en los ojos, los riñones y a los nervios, mientras que cantidades insuficientes de glucosa en la sangre puede llevar al coma diabético.

El manejo de la enfermedad es similar en la población pediátrica con diabetes tipo 1 o 2, y particularmente los que padecen el tipo 1 deben tomar insulina diariamente para mantener estables sus niveles de glucosa.

En el caso de los jóvenes con la enfermedad tipo 2, el foco va más por la dieta, el ejercicio y los medicamentos, según Hood y sus coautores.

La investigación pasada ha mostrado que jóvenes con diabetes son más propensos que sus pares sin la enfermedad a experimentar dificultades psicosociales en general y depresión en particular. Hood y sus colegas querían descubrir si esos problemas afectaban la capacidad de los adolescentes de manejar sus niveles de glucosa.

El equipo de Hood analizó registros médicos y entrevistas a 1.307 niños que tenían 10 años al inicio del estudio y que habían sido diagnosticados dentro del año previo. Posteriormente, los investigadores monitorizaron la salud mental y física de los niños para buscar conexiones entre ambas.

En el grupo completo, los niveles de A1c aumentaron en alrededor de 1,5 por ciento durante el período del estudio.

Entre los adolescentes que reportaron una mala calidad de vida vinculada a la enfermedad (como que la diabetes afectara su vida social o su rendimiento escolar), los valores de A1c tendían a ser más altos que en aquellos sin problemas de calidad de vida.

Esos valores también eran más altos en los participantes entre el inicio y el final del estudio, según los hallazgos publicados en Journal of Adolescent Health.

Los adolescentes con diabetes tipo 2 tendieron a estar peor en general, con más complicaciones de salud mental, incluyendo depresión, y menor calidad de vida que los niños con diabetes tipo 1, observaron los investigadores.

La presencia constante de problemas de salud podría aislar a los adolescentes de sus pares y hacerlos sentir frustrados, dijo Ingrid Libman, endocrinóloga pediátrica del Hospital de Niños de Pittsburgh.

De cualquier forma, sostuvo Hood, los servicios de consejería podrían beneficiarían a los adolescentes y sus familiares.

 FUENTE: Journal of Adolescent Health, online 12 de mayo del 2014. (notasdesalud2006@yahoo.com.ar)Sin embargo, las diferencias en salud mental también podrían ser causadas por estrés externo. Los adolescentes con diabetes tipo 2 a menudo crecen en familias pobres y sin cobertura de salud.



Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
Diplomado en Coaching Ejecutivo ONU( 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile