martes, 10 de mayo de 2011

La obesidad y la diabetes

La obesidad y la diabetes

Una de cada siete personas mayores de 50 años sufre intolerancia a la glucosa, que consiste en la elevación de los niveles de azúcares en sangre después de comer. En la mayoría de los casos, esta intolerancia se desarrolla como resultado de la obesidad y el síndrome metabólico asociado.

Si la persona no toma medidas concretas (baja de peso, controla su alimentación y practica ejercicio regularmente) cuando se le diagnostica este problema, la consecuencia directa es la diabetes, que crece a grandes pasos y se ha convertido en un problema serio para la salud pública, especialmente por su gran prevalencia entre los más jóvenes y los niños. Se calcula que una de cada diez personas que sufren intolerancia a la glucosa desarrollará diabetes tipo 2 y se estima que en treinta años, la tasa de personas diabéticas a nivel mundial podrá crecer en más de un cien por cien.

La diabetes produce, a su vez, complicaciones propias. Uno de cada tres diabéticos desarrollarán fallas renales y más del 70% morirán a causa de una enfermedad cardiovascular. Además, es la principal causa de ceguera y amputación de extremidades.

Cuando este tenebroso panorama se presenta obeso debe tomar medidas más eficaces. Si se han probado y los tratamientos tradicionales y no han obtenido los resultados esperados, someterse a una cirugía puede ser una opción interesante. Todavía no se comprenden los exactamente los mecanismos por los cuales los niveles de insulina se controlan tras una operación de este tipo, pero hay amplia literatura médica que avala sus resultados y nos da las garantías para asumir el riesgo.

El paciente podrá tener una gran recuperación después de la intervención. Aproximadamente un 70% de los pacientes alcanzan su eliminar la diabetes y bajar los índices de triglicéridos a los pocos días del postoperatorio. Este porcentaje puede aumentar o disminuir de acuerdo con el tipo de cirugía.

La rapidez con que pasa hace pensar a los expertos que no se relaciona con la baja de peso, ya que los pacientes aún son obesos cuando sus valores se estabilizan. Algunos aseguran que se debe a cambios hormonales, la mejora de los hábitos y la reducción de las calorías que son asimiladas por el organismo.

Aunque la cirugía bariátrica no sea vista como parte del tratamiento de la diabetes, debe consultar con el médico la posibilidad de realizarla. Hay diferentes tipos de operaciones que se pueden adecuar a su caso y sus necesidades, y podrán ayudarle a superar dos de las enfermedades más peligrosas de nuestro siglo.

La cirugía de obesidad ofrecer diversas alternativas para recuperar su salud como el Bypass Gástrico, la banda gástrica o el balón gástrico entre otros. No piense que nunca podrá revertir su situación, sólo debe conocer las opciones que se encuentran a su alcance.

Un saludo,

Hector Bernal

www.adia-obesidad. como


Fuente:

CONSULTEN, OPINEN , ESCRIBAN .
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile