miércoles, 18 de mayo de 2011

DIABETES: Sexualidad con diabetes sí es posible

Sexualidad con diabetes sí es posible

Expertos recomiendan llevar una vida libre de tabaco y alcohol, así como hacer ejercicio

REMEDIO INTEGRAL Sólo una vida sana puede mantener plena la vida sexual: expertos (Foto: ARCHIVO/ EL UNIVERSAL )

Miércoles 18 de mayo de 2011 Rocío Alvarado | El Universal
Comenta la Nota



En México, se estima que entre seis y 10 millones de personas padecen algún tipo de diabetes. Una enfermedad degenerativa en la que además de cambios en el metabolismo, se presenta la pérdida paulatina de sensibilidad en la piel, lo que trae como consecuencia alteraciones en la vida erótico-sexual del paciente.

"El sabernos con una enfermedad como la diabetes mellitus de entrada nos va a ocasionar una desconfianza en nuestro cuerpo y una ausencia del deseo sexual, es decir; se nos baja la libido", según nos lo explica el terapeuta sexual Misael Rojas.

Aproximadamente 50% de los hombres con diabetes mellitus sufren algún problema de erección dentro de los 10 primeros años del diagnóstico de la enfermedad, cuando ésta no es controlada adecuadamente, tal como le pasó a Rafael, quien vive con diabetes tipo 2 desde 2001.

"Los primeros años sobrellevé la enfermedad con medicamentos orales y prácticamente sin complicaciones; sin embargo, en los últimos 3 o 4 años empecé a tener problemas para mantener la glucosa por debajo de 200, por lo que los médicos me recetaron la insulina, pero por falta de dinero no pude seguir el tratamiento", cuenta.

Las alteraciones de glucosa en la sangre, comenta Misael Rojas, "generan una menor irrigación de sangre al pene, puesto que en éste se encuentran los vasos sanguíneos más pequeños del cuerpo humano, mismos que se pueden bloquear y por lo tanto impedir la erección".

Mientras en las mujeres hay mayor incidencia a presentar infecciones vaginales y disminución en la lubricación, lo que provocará relaciones sexuales dolorosas, conocidas como dispareunia.

Afecciones que perjudican no sólo la vida sexual del diabético, sino también la de su pareja, nos afirma "Rafael" al cuestionarlo sobre el tema: "A veces, después de tener relaciones, mi esposa también presenta algunos problemas de infecciones".

Sin embargo, cuando un paciente diabético lleva un buen tratamiento médico, hábitos alimenticios adecuados y actividades físicas, la historia puede ser como la de Édgar García, ingeniero en computación, quien también padece este mal desde el 2006, pero para quien el entrenamiento diario para maratones, le ha ayudado al control del azúcar. "El hacer ejercicio todos los días, te ayuda a producir más endorfinas y éstas hacen que tu glucosa esté controlada, bajen tus niveles de estrés, tengas mejor humor y que tu deseo sexual sea mayor".

Hasta ahora no existe una cura contra la diabetes mellitus, pero para pacientes como Édgar, el trabajo en conjunto de los médicos y los terapeutas sexuales en los ámbitos sicológico y orgánico pueden evitar consecuencias más graves y lograr que el paciente tenga una vida sexual.

La literatura especializada recomienda tratar las disfunciones sexuales derivadas de la diabetes, primero, dejando de fumar, no bebiendo alcohol, suprimir la ingesta de azúcar, hacer ejercicio y seguir los consejos del médico diabetólogo. Combinar estos factores junto con terapias sexuales o de pareja pueden restablecer la situación de personas que se creían incapaces de volver a tener una sexualidad plena.

Fuente:

CONSULTEN, OPINEN , ESCRIBAN .
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
Diplomado en Gerencia en Administracion Publica ONU
 
  • PUEDES LEERNOS EN FACEBOOK
 
 
 CEL: 93934521
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en GERENCIA ADMINISTRACION PUBLICA -LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – COACHING EMPRESARIAL-ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile