lunes, 6 de septiembre de 2010

La mala alimentación aumenta el riesgo de diabetes

La mala alimentación aumenta el riesgo de diabetes

 

En los últimos años, como bien sabemos, la diabetes ha experimentado un crecimiento entre la población mundial jamás antes conocido lo que la ha convretido en la enfermedad más pandémica del siglo XXI y, según las previsiones, aumentará cada vez más. Este aumento incontrolado es debido a muchos factores, pero algunos de ellos podrían ser cuidadosamente tratado por las autoridades realizando tareas de información y concienciación entre los habitantes de según qué zonas del mundo.

Las zonas donde la población con diabetes está aumentando más rápidamente de lo que podría haberse previsto son, especialmente, México y el sudeste asiático. En ambos sitios dispares del mundo pueden existir motivos genéticos, ambientales o de estilos de vida, pero especialmente existe un factor que suele estar presente en el desarrollo de la diabetes tipo II. Nos referimos a la mala alimentación con su consiguiente sobrepeso.

México es un país donde la población sufre sobrepeso de forma demasiado habitual y si a eso le sumamos la predisposición genética el resultado obtenido es que la diabetes y sus enfermedades derivadas por un mal control son causa de la mayoría de muertes en el país, incluso por delante de las mafias que cada día inundan nuestros informativos en televisión.

El sureste asiático tiene unos motivos muy similares. En este caso la predisposición genética o no es desconocida a falta de estudios que puedan corroborarlo, pero lo cierto es que la industrialización de esos países ha provocado una fuerte e irremediable incrusión en los mismos de la popularmente conocida "comida basura". Esta invasión tan feroz de las multinacionales de dicha comida de dudosa calidad han provocado que la población media aumente considerablemente de peso llegando a tener problemas de sobrepeso y derivando, irremediablemente, en complicaciones cardiovasculares o en la diabetes.

Así pues, como siempre dicen los expertos, la única forma de controlar una diabetes tipo I (no se puede evitar dado que no deriva de un sobrepeso) o de intentar evitar en la población de riesgo la diabetes tipo II es realizar ejercicio de forma saludable almenos 3 veces a la semana y una hora al día y tener una dieta saludable y lo más mediterranea posible. De este modo se evitarán los problemas de sobrepeso, como puede ser la diabetes.

FUENTE:
Saludos,
 
RODRIGO  GONZALEZ  FERNANDEZ
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
DIPLOMADO EN GESTION DEL CONOCIMIENTO DE ONU
Celular: 93934521
WWW.CONSULTAJURIDICA.BLOGSPOT.COM
SANTIAGO-CHILE
Solicite nuestros cursos y asesoría en Responsabilidad social empresarial-Lobby corporativo-Energías renovables. Calentamiento Global- Gestión del conocimiento-Liderazgo,Energias Renovables.(Para OTEC, Universidades, Organizaciones )