miércoles, 3 de marzo de 2010

La diabetes juvenil y cómo vivir con ella

La diabetes juvenil y cómo vivir con ella


La doctora Janine Sanchez, del University of Miami Pediatric Endocrinologist examina al joven Steven Rodriguez.
La doctora Janine Sanchez, del University of Miami Pediatric Endocrinologist examina al joven Steven Rodriguez.
Cortesia HIllary Golbers/ DPUM

igomez@elnuevoherald.com

El diagnóstico de un caso de diabetes juvenil en la familia puede resultar abrumador. El día a día de una persona con diabetes 1 y las múltiples inyecciones de insulina que tiene que recibir son sólo el comienzo de una enfermedad que a largo plazo puede presentar complicaciones.

Cada año, más de 30,000 nuevos casos de diabetes tipo 1, la forma más severa, son diagnosticados en Estados Unidos, de acuerdo con la Juvenil Diabetes Research Foundation. Y los números van en aumento.

En términos generales, la diabetes comprende varios desórdenes en los que el cuerpo presenta dificultad para regular la glucosa o niveles de azúcar en la sangre.

Existen dos tipos principales de diabetes: la tipo 1 y la tipo 2.

La tipo 1, llamada diabetes juvenil o dependiente de la insulina, ``ocurre cuando el sistema inmune del cuerpo ataca y destruye ciertas células en el páncreas'', explica la doctora Janine Sánchez, endocrinóloga pediátrica y profesora asistente en la Leonard M. Miller School of Medicine de la Universidad de Miami.

Mientras que la obesidad ha sido identificada como uno de los factores de incidencia en el desarrollo de la diabetes tipo 2, en el caso de la tipo 1 no tiene ninguna relación.

``En este tipo de diabetes la dieta y el alto consumo de dulces no tienen ninguna incidencia en su desarrollo'', señala la especialista. ``Tampoco se puede prevenir'', agrega.

Los científicos aún desconocen su causa, pero consideran que existe una mezcla de factores autoinmunes, genéticos y ambientales que intervienen en su desarrollo.

No obstante, una vez los pacientes son diagnosticados con diabetes tipo 1 tienen que monitorear meticulosamente el balance entre los alimentos que consumen, el ejercicio y las dosis de insulina que deben suministrarse.

Esa es la única manera de regular los niveles de azúcar en la sangre y evitar las reacciones hipoglicémicas o hiperglicémicas; es decir, cuando el nivel de azúcar baja o sube de manera anormal, alteraciones que pueden poner en riesgo la vida del paciente.

Aunque un balance entre dieta, ejercicio e insulina puede ser efectivo en el manejo de la enfermedad, para algunos pacientes no es suficiente. Los científicos observan que factores como el estrés, cambios hormonales y períodos de crecimiento, entre otros, pueden hacerlo aún más difícil.

También es cierto que los parámetros de la dieta de las personas con diabetes tipo 1 han cambiado en los últimos años. Antes, los niños con la enfermedad tenían que sufrir mayores privaciones de sus golosinas favoritas, en especial en las fiestas con amigos de su edad.

``El límite del consumo de dulces en la dieta puede ayudar en el cuidado de la enfermedad, pero con la guía del nutricionista y el endocrinólogo los dulces son permitidos en la dieta, siempre que haya un equilibrio con el suministro de una inyección extra de insulina '', cita la endocrinóloga.

El manejo de la enfermedad requiere además realizar varias pruebas de sangre al día, lo que implica constantes pinchazos, ya sea en los dedos o en otras áreas del cuerpo.

``Una vez establecida la dosis necesaria a través de las pruebas de sangre, la insulina se puede suministrar a través de inyecciones o con la llamada bomba de insulina, que se adhiere de manera externa al cuerpo y que, a través de un sistema de control, inyecta en la piel las dosis necesarias'', explica Sánchez.

La bomba de insulina suele colocarse a nivel del estómago y se recarga cada tres días. De acuerdo con la especialista, puede resultar muy acertada en el suministro de las dosis.

La diabetes tipo 1 es generalmente diagnosticada en niños, adolescentes y adultos jóvenes. Sin embargo, se puede desarrollar a cualquier edad.

Todavía falta mucho por descubrir sobre las causas y la cura de la diabetes juvenil. Esa misión de investigación la adelanta la Juvenile Diabetes Research Foundation (JDRF).

Para recaudar fondos para la investigación de la diabetes juvenil, la JDRF celebrará en el Miami Metrozoo, el sábado 20 a las 8:30 a.m. --inscripciones a las 7 a.m.-- la Walk to Cure Diabetes. • 

Para más información visite http://walk.jdrf.org/walker.cfm?id=87616798

FUENTE:
Saludos,
 
RODRIGO  GONZALEZ  FERNANDEZ
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
DIPLOMADO EN GESTION DEL CONOCIMIMIENTO DE ONU
Renato Sánchez 3586, of 10 teléfono: 56-2451113
Celular: 93934521
WWW.CONSULTAJURIDICA.BLOGSPOT.COM
SANTIAGO-CHILE
Solicite nuestros cursos y asesoría en Responsabilidad social empresarial-Lobby corporativo-Energías renovables. Calentamiento Global- Gestión del conocimiento-Liderazgo,Energias Renovables.(Para OTEC, Universidades, Organizaciones )