miércoles, 18 de noviembre de 2009

TODOS PODEMOS SUFRIR STRESS

POLITICOS, EMPRESARIOS,  ABOGADOS, JUECES, PROFESIONALES, AGRICULTORES HOMBRES Y MUJERES PUEDEN SUFRIR STRESS
 
Estrés: El mal de nuestra época

Estrés: El mal de nuestra época

El estrés es un desbalance psicológico pero que afecta al organismo pudiendo provocar múltiples afecciones orgánicas.

Hoy, más que en cualquier época, muchas de las sintomatologías que no puedes explicarte de qué vienen- afecciones en la piel, taquicardia, dolores musculares intensos, molestias gastrointestinales, cefaleas, asma, entre muchas otras- son causa de este estado de irritabilidad, angustia o frustración. Estos síntomas que afectan a los órganos del cuerpo, se conocen como estrés de afección objetiva. El de afección subjetiva compromete y acarrea otro tipo de anomalías; insomnio y trastornos generales en el sueño, falta de apetito sexual e impotencia, irritabilidad y dificultad para concentrarse.

De una u otra manera incide sobre la calidad de vida desequilibrando la salud mental como física y comprometiendo muchas veces la forma de interrelacionarse con los demás.

El stress aparece tras presiones y frustraciones que pueden proceder de cualquier ámbito que afecte la salud psíquica y emocional; pueden ser provocada por problemas laborales y presiones que aparentemente son "externas" pero que tienen que ver con cómo las afronta cada personalidad, como por motivos netamente afectivos de lo más variados.

Se dice comúnmente que es un mal propio de esta época porque existe objetivamente una realidad que ejerce y se mueve de modo que "facilita" estos estados de desequilibrio; cumplir con plazos, horarios, tareas, manejarse en ciudades con intensa contaminación visual, auditiva y polución, exigencias de tipo social como verse bien y joven la mayor parte del tiempo, entre otros, generan en el hombre stress.

La vida está plagada de situaciones nuevas, desafíos, desavenencias y esas irrupciones pueden transformarse en una experiencia novedosa o en un desajuste negativo a tu equilibrio. Intenta, como se proclama ahora, "hacer de la crisis una oportunidad". Pero si ya te sientes abatido, con los síntomas y con el stress afectando tu personalidad y organismo, no dudes en acercarte a una terapia que te ayude a restablecer y mejorar tu calidad de vida.

FUENTE:
CONSULTEN, ESCRIBAN OPINEN LIBREMENTE
Saludos
RODRIGO GONZALEZ FERNANDEZ
DIPLOMADO EN RSE DE LA ONU
DIPLOMADO EN GESTION DEL CONOCIMIMIENTO DE ONU
Renato Sánchez 3586, of 10 teléfono: 56-2451113
Celular: 93934521
SANTIAGO-CHILE
Solicite nuestros cursos y asesoría en Responsabilidad social empresarial-Lobby corporativo-Energías renovables. Calentamiento Global- Gestión del conocimiento-LIderazgo