jueves, 22 de octubre de 2009

Neuropatía

Neuropatía

El Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) define la neuropatía como un problema en la función de un nervio periférico (cualquier parte del sistema nervioso exceptuando al cerebro y la espina dorsal) que produce dolor, adormecimiento, hormigueos, hinchazón y debilidad muscular en varias partes del cuerpo.

En los enfermos de cáncer, la neuropatía generalmente es desencadenada por los agentes de la quimioterapia, pero podría ser causada o empeorada por otras enfermedades y factores, como la diabetes, fallos renales, alcoholismo y desnutrición, lesiones, exposición a químicos tóxicos e infecciones. Las partes del cuerpo que más afecta la neuropatía relacionada con la quimioterapia son las manos y los pies. En algunas personas, el cáncer mismo podría contribuir con la aparición de la neuropatía.

No todos los agentes empleados en la quimioterapia producen neuropatía. El NCI enumera estos como los de mayor posibilidad:

  • Cistaplino (Platinol)
  • Carboplatina (Paraplatina)
  • Vincristina (Oncovin)
  • Vinblastina (Velban)
  • Etoposida/VP16 (Vepesid)
  • Citarabina (Cytosar, Ara-C)
  • Hexametilmelamina (Hexalen)
  • Suramina
  • Paclitaxel (Taxol) y Docetaxel (Taxotere)

Otros medicamentos que contribuyen a la neuropatía son la Oxaliplatina (Eloxatin), la Gemcitibina (Gemzar) y la Talidomida (Talomida)

La neuropatía, cuando ocurre, varía ampliamente de persona a persona en gravedad, síntomas y duración. Entre los factores que podrían influir en el desarrollo de la neuropatía están:

  • La edad del paciente
  • Las funciones renales y hepáticas del paciente
  • Condiciones nerviosas existentes, tales como nervios lastimados previamente, el síndrome del túnel carpal, nervios oprimidos, neuropatías previas a causa de la diabetes o las enfermedades subyacentes de las mielomas o problemas de la tiroides.
  • Frecuencia de la quimioterapia
  • Tipos de quimioterapia y la dosis que se administra (a mayor dosis, mayor posibilidad de desarrollar neuropatía)
  • Otros medicamentos tomados para otras enfermedades que interactúan con los fármacos de la quimioterapia.
  • Ciertas deficiencias vitamínicas o alimenticias existentes antes de iniciar la quimioterapia.

El hecho de oír que un paciente de cáncer tiene una neuropatía grave no debería hacerle pensar que a usted también le sucederá lo mismo Algunas personas desarrollan una cantidad relativamente menor de neuropatía, y ésta no se desarrolla mucho más allá del nivel inicial. Es importante entender que el hecho de tener algo de neuropatía no siempre significa que evolucionará hasta ser un problema grave.


Síntomas

Los síntomas, igual que la gravedad, no son los mismos para todas las personas. La mayoría de personas siente los síntomas iniciales en las manos y en los pies, comenzando en la punta de los dedos. En muchas personas, el hormigueo y el dolor podrían trasladarse de los dedos a las manos y a los pies, que es lo que se conoce como un patrón tipo "guantes y medias", simulando la manera en que las personas se ponen los guantes y las medias.

Los síntomas que más se presentan en los pacientes son:

  • Hormigueo: una sensación semejante a un punzón con agujas o alfileres, y quemazón
  • Sensaciones repentinas de dolor similares a "punzadas" o "descargas eléctricas"
  • Pérdida de la sensación de tacto
  • Pérdida del equilibrio, dificultad para caminar
  • Torpeza
  • Dificultad para levantar objetos y abotonarse la ropa
  • Pérdida de la audición
  • Dolor en la mandíbula
  • Estreñimiento
  • Hipersensibilidad o hiposensibilidad al calor y el frío

Los síntomas podrían verse después de la primera sesión de quimioterapia, o luego de tratamientos posteriores. Una vez empiecen a presentarse lo síntomas, notifíquelo a su equipo de asistencia de salud. Es muy importante diagnosticar la neuropatía prontamente y ejecutar las acciones para aliviar el problema.

El examen para determinar la presencia y el grado de la neuropatía generalmente involucra el análisis de sus reflejos y el uso de un alfiler o un algodón sobre sus manos o pies para observar el tiempo de respuesta en esos puntos. De ser necesario, otro examen es el electromielograma (EMG), que registra los impulsos eléctricos de los nervios. Otra prueba que también podría emplearse es la prueba de conducción nerviosa (NTC, por sus siglas en inglés). Estas dos últimas pruebas resultarán incómodas ya que implican el uso de agujas en los músculos o nervios.

volver al inicio
Prevención

No hay prueba clínica de que exista un medicamento que pueda impedir siempre la aparición de la neuropatía, pero sí hay medidas que usted podría tomar para minimizar la incomodidad, maximizar la estabilidad y evitar las lesiones mientras enfrenta este efecto secundario:

  • Si los pies o los dedos están afectados, ponga especial atención al caminar, mucho más atención de la que haya puesto antes de la neuropatía. Eso le ayudará a evitar caídas.

  • Si las manos están afectadas tenga cuidado especial al manipular objetos filosos como cuchillos y afeitadoras; si es necesario, contemple la posibilidad de usar una afeitadora eléctrica.

  • Considere hacerse manicura si le duelen las manos, pero no permita que la manicurista le corte las cutículas, ya que esto podría provocar infecciones.

  • Ponga especial atención a los pies, ya que la neuropatía podría significar que no sienta pequeñas cortadas, como las provocadas al cortar las uñas, en los dedos de sus pies. Para el cuidado de los pies hágase una pedicura o visite al podólogo.

  • Los zapatos deben ser de tacones bajos, cómodos y robustos.

  • Evite las temperaturas extremas de frío o calor; los extremos podrían aumentar el dolor en algunas personas.

Además, antes de empezar la quimioterapia, a algunos pacientes se les podría administrar el fármaco amifostina (Ethiol), el cual se afirma que protege los tejidos del cuerpo contra la neuropatía, sin reducir de ninguna manera la efectividad de los agentes quimioterapéuticos Este método de prevención se aplica generalmente en pacientes que están tomando medicamentos con amplia posibilidad de causar neuropatía. Sin embargo, la amifostina podría causar caídas abruptas en la presión sanguínea, por lo que se requieren técnicas especiales de administración como acostar al paciente mientras se le dan los medicamentos y la quimioterapia. Además, si usted toma medicamentos para la presión arterial no debería tomarlos paralelo a la amifostina. Discuta con su equipo de asistencia médica el uso de la amifostina y las precauciones que debe de tomar.

volver al inicio
Tratamiento

El tratamiento de la neuropatía requiere paciencia, tanto del paciente como del equipo médico que le asiste. Encontrar un tratamiento efectivo para la neuropatía podría tomar más tiempo que en otros efectos secundarios.

Nota especial: pídale a su médico que verifique si usted tiene alguna deficiencia de vitaminas B-12, ácido fólico o magnesio. También pida que se le examine su función tiroidea.

Los medicamentos son una ofensiva de vanguardia contra el dolor causado por la neuropatía, y hay varias categoría diferentes:

  1. Los antidepresivos y anticonvulsivos tricíclicos (ver adelante) conforman habitualmente la terapia inicial normal, y existe evidencia que muestra que muchos pacientes que sufren neuropatía logran cierto alivio con estos medicamentos. Si usted no tiene problemas con los tricíclicos y sus síntomas principales son hormigueos y dolor ardiente, su equipo de asistencia seleccionará los medicamentos de esta categoría dependiendo de sus síntomas y la forma de dolor. Por lo general, los antidepresivos tricíclicos se inician con una dosis pequeña que se va aumentando gradualmente hasta que se logra cierta mejoría. Si uno de estos medicamentos no funciona, su equipo médico podría probar otro de este mismo grupo antes de intentar con otro método, ya que si un antidepresivo no funciona, queda la posibilidad de que otro sí.

    Es muy importante entender que el uso de antidepresivos no significa que su dolor neuropático sea imaginario o que usted esté deprimido. Muchos fármacos, incluyendo los antidepresivos, son un tratamiento efectivo contra otras enfermedades además de aquellas para la que fueron creados.

    Algunos antidepresivos que comúnmente se recetan son:

    • Amitriptilina (Elavil)
    • Desipramina (Norpramina)
    • Nortriptilina (Pamelor)

  2. Los anticonvulsivos también surten efecto en ciertos tipos de dolor neuropático, especialmente cuando el dolor es punzante o lacerante. Entre los medicamentos de esta categoría están:

    • Carbamazepina (Tegretol)
    • Gabapentina (Neurotin)

  3. Las cremas tópicas son para frotarse sobre el área adolorida del cuerpo y han mostrado ser efectivas en ciertas neuropatías. La de uso más común es la capsaicina (Zostrix), una crema fabricada de extracto de pimiento chili. La crema de capsaicina podría causar una sensación de quemadura en la piel cuando se aplica por primera vez, pero esa sensación desaparece con el uso continuo. Lávese las manos inmediatamente después de cada uso y sea especialmente cuidadoso para evitar el contacto con los ojos.

  4. Los opioides pueden ayudar a algunas personas con neuropatía, y normalmente son la próxima opción si los antidepresivos y anticonvulsivos tricíclicos no surten buen efecto. Lo opioides podrían también administrarse en combinación con los antidepresivos y anticonvulsivos.

  5. Los parches de lidocaína (Lidoderm) tienen un efecto entumecedor y algunas veces útiles para calmar el dolor.

Existen más medicamentos que se podrían probar si los enumerados arriba resultaran inefectivos Un estudio reciente ha mostrado, en una pequeña prueba clínica, que algunos pacientes se han beneficiado de la administración intravenosa de magnesio incorporada a su hidratación durante la quimioterapia. [Journal of Pain and Symptom Management, en. 2000; 19: 35-39]. Como la quimioterapia reduce los niveles de magnesio en los pacientes, la reposición de este mineral podría ser efectiva. Se requiere de más investigaciones antes de que este método sea confirmado. Discuta esto con su equipo de asistencia médica.

Los métodos sin medicamentos podrían también ser provechosos contra el dolor neuropático. A continuación algunos métodos recomendados por proveedores de cuidados de salud y por pacientes de cáncer que han resultado ser efectivos para algunas personas.

  • Algunas personas se alivian mediante la acupuntura y/o acupresión. Hable sobre éstos con su equipo de asistencia médica.

  • La fisioterapia podría resultar útil para algunos. Un fisioterapeuta conocedor del tratamiento contra la neuropatía podría enseñarle ejercicios que pueden ayudar.

  • Los ejercicios, especialmente nadar y caminar, han resultado de utilidad para algunas personas.

  • La terapia ocupacional puede ayudarle si está teniendo problemas con algunas funciones diarias de la vida, como abotonarse la ropa, cocinar y escribir.

  • La aplicación de compresas tibias, frías o calientes ha mostrado ser de ayuda para algunas personas.

  • Algunos pacientes han informado que médicos les han sugerido tomar suplementos como Vitaminas B-100 (vitaminas B1, riboflavina, niacina, vitaminas B6, ácido fólico, vitaminas B12, biotina, ácido pantoténico, colina e inosital). Otros informan que tomar glutaminas (aminoácidos) cuando toman agentes quimioterapéuticos taxanos (Taxol, Taxotere), los ha ayudado. Hable con su equipo de asistencia antes de hacerlo.

volver al inicio
Preguntas para su doctor

Para el tratamiento de la neuropatía el equipo médico podría estar compuesto por un oncólogo, un experto en manejo del dolor, un fisioterapista, una enfermera y un terapista ocupacional.

  1. ¿Podrían los medicamentos que estoy tomando causarme neuropatía?

  2. ¿Tengo un riego especial de sufrir neuropatía?

  3. ¿Cómo me examinará para determinar si tengo neuropatía?

  4. ¿Cómo ha manejado usted la neuropatía en otros pacientes? ¿Cuáles fueron los resultados?

  5. ¿Qué recursos y opciones hay disponibles que me podrían ayudar a lidiar con la neuropatía? ¿Hay expertos en el manejo del dolor y en terapia física y ocupacional disponibles para ayudarme?

  6. ¿Con cuáles medicamentos contempla usted tratarme si mi neuropatía es dolorosa?

  7. ¿Existen otras técnicas que podrían ayudar que no impliquen administración de medicamentos? ¿Cuándo podría yo comenzar con éstas?

  8. ¿Es posible que mi neuropatía mejore o que desaparezca una vez finalizado el tratamiento?

  9. Si mi neuropatía es muy dolorosa y extendida, ¿tendrá algún impacto en mi plan de tratamiento?

volver al inicio
Recursos

Visite la Guía de recursos de la NCCS para ver una lista de organizaciones, sitios Web y publicaciones con más informaciones sobre la neuropatía.

Haga clic aquí para ver un listado de recursos

Fuente
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en RSE de la ONU
Diplomado en Gestión del Conocimiento de la ONU
www.consultajuridica.blogspot.com
Dirección: Renato Sánchez 3586 Of 10
Fono Cel. 93934521
SANTIAGO CHILE
 
SOLICITE NUESTROS CURSOS, CHARLAS Y ASESORIA EN RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL-LOBBY – LIDERAZGO-CALENTAMIENTO GLOBAL-ENERGIAS RENOVABLES ( PARA OTEC, ORGANIZACIONES )