viernes, 19 de junio de 2009

cuuales son las fases del sueño

Fases del sueño


Si nos dormimos en el momento en que los signos de fatiga aparecen. A partir del adormecimiento se suprime nuestra consciencia. Durante algunos minutos, estamos "entre dos aguas", ni totalmente dormidos, ni completamente despiertos.

Luego, progresivamente, fases cada vez más profundas de sueño aparecen. La fase II, en primer lugar, que es un sueño ligero. Tan ligero que el portazo del vecino nos despertará. Va seguido de las fases III y IV llamadas también sueño profundo o lento. En efecto, la actividad eléctrica del cerebro, recogida por un electroencefalograma, muestra en ese momento ondas lentas y amplias.

Fase I del sueño

Fase I del sueño

Este período de sueño se acompaña de una persistencia del tono muscular a pesar de una inmovilidad casi total. Los músculos siguen firmes, doblado el cuerpo por mitad, los dedos apretados (de ahí la expresión "dormir con los puños cerrados"). No es todo. Este sueño profundo se caracteriza también por la ausencia de movimientos oculares, es decir nuestros ojos, bajo los párpados cerrados, están inmóviles. Nuestras frecuencias cardíacas y respiratorias disminuyen. Al igual que el metabolismo general de nuestro organismo. Nuestra temperatura central comienza a caer mientras que la temperatura cutánea se eleva.

Al cabo de 90 minutos de este régimen, un sueño completamente diferente comienza. Nos dormimos completamente, relajados muscularmente, pese a que el electroencefalograma muestra una actividad eléctrica cortical intensa, muy cercana a la de cuando estamos despiertos. Descubierto en 1959 por Michel Jouvet, a esta fase se la denomina "sueño paradójico".



Hay manifestaciones exteriores en el cuerpo que nos ponen en preaviso. El pulso y la respiración son tan rápidos como cuando estamos despiertos, pero más irregulares. Nuestra piel se vuelve fría. Generalmente, nuestro cuerpo está completamente relajado, relajados los músculos, los dedos abiertos. Si nos dormimos en posición inestable, en esta fase nuestra cabeza se aplasta y nuestro cuerpo se deja caer.

En el interior, no hay nada en calma. Una actividad cortical constante indica una actividad mental intensa y un verdadero despertar cerebral: el seuño. Por otra parte, nuestra cara móvil y expresiva refleja esta actividad onírica.

Fase II del sueño

Fase II del sueño

Detrás de esta tormenta cerebral, nuestro cuerpo está inmóvil. El tono muscular desaparece, dejándonos paralizados. No está claro cual es el mecanismo que se encarga de la atonía total de los músculos. Solamente nuestras neuronas motrices oculares parecen escaparse a este bloqueo: los ojos, bajo los párpados cerrados, se mueven muy rápidamente, en todos los sentidos.

Veinte minutos después del principio de esta fase, un breve movimiento del cuerpo señala el final del primer ciclo de sueño. Duró 110 minutos. Una noche de 8 horas se acompaña de 4 a 5 períodos de sueño paradójico. Estos tramos, de duración creciente durante la noche, representan alrededor de 2 horas en total y se alternan con períodos de sueño lento. Este ritmo controla nuestras noches según una frecuencia casi invariable, consustancial a cada uno. Por término medio, es de 110 minutos.

El sueño lento profundo (fases III e IV) sólo se observa en los dos primeros ciclos y no reaparece generalmente ya en final de noche, sustituido por el sueño ligero (fases I e II).

Así pues, la calidad del sueño se modifica durante la noche. Cambia también en función de la duración y la calidad del despertar. En caso de privación de sueño, o de actividad física importante, la cantidad de sueño profundo aumenta. En cambio, disminuye, en favor de el sueño ligero, después de una siesta.

Por otra parte, aunque dormimos bien, al final de ciclo, en el momento de paso de una fase de sueño paradójico a una nueva fase de sueño lento nos despertamos. Si estos microdespertares duran menos de tres minutos, no tendremos ningún recuerdo de lo ocurrido. Imagino que alguno de vosotros tendrá la experiencia de despertarse a las cuatro de la mañana en plena forma, intentar dormir y le ha costado y luego despertarse por la mañana con sueño…

En una noche de ocho horas, habremos dormido 4 horas de un sueño lento ligero (fases I e II), 2 horas de sueño lento profundo (fases III e IV), y 2 horas de sueño paradójico.

Los resultados del sistema nervioso,el tono muscular y las frecuencias cardíaca y respiratoria alcanzan su máximo durante el día, pero no es el caso de todas las funciones biológicas. Como el sistema inmunitario. El tipo de linfocitos, estas células de la sangre que participan en la defensa del organismo, están al máximo en medio de la noche.

Fase IV del sueño

Fase IV del sueño

Del mismo modo, la producción de hormonas de crecimiento se hace durante la noche, en los períodos de sueño lento profundo. Los picos de secreciones de esta hormona son multiplicados por 10 en la fase IV. Se demostró por otra parte que se podía ayudar a los niños a crecer y superar la obesidad incitándolos a dormir mucho más tiempo.

Numerosos son los ejemplos hormonales que prueban que el cuerpo conduce a una actividad preparatoria al futuro despertar. Así pues, al ACTH, una hormona hipofisaria, se libera mayoritariamente en el organismo en medio de la noche. Induce a su vez la secreción de otra hormona, el cortisol, producida por las glándulas suprenales, que tiene como efecto aumentar los tipos sanguíneos de proteínas, lípidos, glúcidos y sales minerales. El pico de cortisol en la sangre, hacia las 3 de la mañana, permite hacer frente a la reactivación de la actividad de nuestro organismo y a sus mayores demandas de energía algunas horas más tarde.




Fuente:
Difundan libremente  este artículo
CONSULTEN, OPINEN , ESCRIBAN .
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en "Responsabilidad Social Empresarial" de la ONU
Diplomado en "Gestión del Conocimiento" de la ONU
 
www.consultajuridica.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.calentamientoglobalchile.blogspot.com
www.respsoem.blogspot.com
Oficina: Renato Sánchez 3586 of. 10
Teléfono: OF .02- 2451113 y  8854223- CEL: 76850061
e-mail: rogofe47@mi.cl
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en LIDERAZGO -  GESTION DEL CONOCIMIENTO - RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – ENERGIAS RENOVABLES   ,  asesorías a nivel nacional e  internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile