domingo, 29 de junio de 2008

DIABETES TIPO 2


(Type 2 Diabetes: What Is It?)

El diagnóstico de la diabetes tipo 2 es cada vez más común en niños y adolescentes xestadounidenses, especialmente en quienes son obesos. Algunos estudios muestran que entre el 8 y 45% de los niños que han sido recientemente diagnosticados con diabetes tienen el tipo conocido como 2, dependiendo de la situación geográfica y el grupo racial/étnico.

La diabetes es una condición crónica que necesita atención cuidadosa, pero con algo de conocimiento práctico, usted puede hacer que su hijo sea su aliado más importante para aprender a vivir con la enfermedad.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que afecta el modo en que el cuerpo humano usa la glucosa, forma principal de azúcar en la sangre. La glucosa proviene de los alimentos que consumimos y es la mayor fuente de energía necesaria para desarrollar las funciones del cuerpo humano.

Después de que usted consume una comida, su organismo desmenuza los alimentos y los transforma en glucosa y otros nutrientes que son absorbidos en el flujo sanguíneo desde el tracto gastrointestinal. El nivel de glucosaen la sangre sube después de una comida y pone en funcionamiento al páncreas que genera la hormona insulina y la libera en el flujo sanguíneo. Pero en las personas con diabetes, el cuerpo está impedido de producir o reaccionar a la insulina adecuadamente.

La insulina trabaja como una llave que abre las puertas de las células y permite el ingreso de la glucosa. Sin la insulina, la glucosa no puede llegar hasta las células (las puertas permanecen "cerradas" y no hay una llave para abrirlas) de manera que se queda en el flujo  sanguíneo. Como resultado, el nivel de azúcar en la sangre alcanza niveles más altos que lo normal. Los niveles elevados de azúcar representan un problema porque pueden provocar varias complicaciones de salud.

¿Qué es la diabetes tipo 2?

Existen dos principales tipos de diabetes: tipo 1 y tipo 2. Ambos, el tipo 1 y el tipo 2 de diabetes, hacen que los niveles de azúcar sean más elevados de lo normal. Sin embargo, ambos pueden provocar ese efecto de distintas maneras.

La diabetes tipo 1 (antiguamente denominada diabetes insulino-dependiente o diabetes juvenil) se manifiesta cuando el propio sistema de inmunidad de la persona ataca y destruye las células del páncreas que producen insulina. Los niños con diabetes tipo 1 necesitan insulina para poder mantener los niveles de azúcar en la sangre dentro de un promedio normal.

La diabetes tipo 2 (antiguamente denominada diabetes no dependiente de insulina) es diferente. En contraste con alguien que tiene diabetes de tipo 1, el cuerpo de una persona con diabetes tipo 2 aún produce insulina. Pero el organismo no responde a la insulina normalmente.

La glucosa tiene menos capacidad para ingresar a las células y cumplir con su misión de suministrar energía (los médicos denominan esta condición como resistencia a la insulina). Esto causa la elevación del nivel de azúcar y obliga al páncreas a producir aún más insulina. Eventualmente, el páncreas puede colapsar por el esfuerzo extraordinario de producir insulina extra. Entonces, el páncreas posiblemente ya no tendrá la capacidad para producir suficiente insulina y mantener los niveles de azúcar dentro de lo normal.

Las personas con resistencia a la insulina pueden adquirir o no diabetes tipo 2: todo depende de la capacidad del páncreas de producir suficiente insulina para mantener los niveles normales de azúcar en la sangre. Generalmente, los niveles elevados de azúcar en la sangre son una señal de que la persona adquirió diabetes.

Los niños y los adolescentes con diabetes 2 recurren a la dieta, el ejercicio y las medicinas que mejoran la respuesta del cuerpo humano a la insulina para controlar sus niveles de azúcar en la sangre. A veces los niños y los adolescentes con diabetes 2 pueden también necesitar administrarse inyecciones de insulina o utilizar una bomba de insulina.

¿Quien adquiere diabetes tipo 2?

Aunque nadie sabe con certeza cuales son las causas de la diabetes tipo 2, aparentemente existe un componente genético en su formación. En efecto, se estima que entre 45 a 80% de los niños con diabetes tipo 2 tienen por lo menos a un progenitor con diabetes además de una significativa historia familiar relacionada con esa enfermedad.

En algunos casos, un progenitor puede ser diagnosticado con diabetes 2 al mismo tiempo que su hijo o hija.

La mayoría de los niños y adultos que adquieren diabetes tipo 2 sonobesos. El exceso de grasa dificulta más la respuesta de las células a la insulina. Y el sedentarismo reduce aún más la capacidad del cuerpo humano para responder a la insulina. En el pasado, los médicos denominaban a esta enfermedad como diabetes de los adultos porque casi exclusivamente afecta a personas mayores con sobrepeso. Hoy en día, esa descripción ya no es acertada. Más niños y adolescentes son diagnosticados con diabetes tipo 2, probablemente porque más niños y adolescentes son obesos.

Algunos grupos étnicos muestran una mayor tendencia a desarrollar diabetes 2, inclusive descendientes de indios americanos, afro-americanos, hispano/latinos o asiáticos e insulares del Pacífico.

Igualmente, los niños que alcanzaron la pubertad tienen una mayor tendencia a desarrollar la enfermedad que los impúberes, probablemente debido al crecimiento normal de los niveles de hormonas que pueden provocar resistencia a la insulina durante este periodo de rápido crecimiento y desarrollo físico.

¿Cuales son los signos y síntomas de la diabetes tipo 2?

Los síntomas de la diabetes tipo 2 no siempre son evidentes y pueden tardar mucho en desarrollarse. A veces, no se presentan síntomas. Es importante recordar que no todas las personas con resistencia a la insulina o diabetes tipo 2 manifiestan estos signos de advertencia, y que no todos los que tienen estos síntomas necesariamente padecen de diabetes tipo 2.

Pero cuando un niño o un adolescente adquiere diabetes tipo 2, probablemente:

  • orina con frecuencia. Los riñones responden a niveles altos de glucosa en el flujo sanguíneo desechando la glucosa sobrante en la orina. Un niño con altos niveles de azúcar necesita a orinar con más frecuencia y en volúmenes mayores;
  • consume muchos líquidos. Debido a que el niño orina con tanta frecuencia y pierde demasiados líquidos, sentirá mucha sed. Toma muchos líquidos en un afán por mantener un nivel normal de agua para el organismo humano;
  • a menudo se siente cansado porque el cuerpo no puede convertir adecuadamente la glucosa en energía.

A veces, los niños y los adolescentes con diabetes tipo 2, resistencia a la insulina, u obesidad, pueden también presentar areas de piel engrosada, oscura, como terciopelo alrededor del cuello, las axilas, dedos del pie o en los codos y las rodillas: una condición cosmética de la piel denominada acantosis nigricans.

El síndrome de ovario poliquístico (SOP o SOPQ, por sus siglas en inglés) en niñas es también frecuentemente asociado con la resistencia a la insulina. El SOP es una anomalía hormonal que puede provocar el agrandamiento de los ovarios que desarrollan unos sacos rellenos de fluidos denominados quistes. Las niñas con esa condición a menudo tienen periodos irregulares o directamente dejan de tener los periodos, y tienen más tendencia al crecimiento excesivo de pelo en el rostro y en el cuerpo. El SOP también puede generar problemas de fertilidad.

Los niños y adolescentes con resistencia a la insulina o diabetes de tipo 2 también muestran una mayor probabilidad de adquirir hipertensión (presión sanguínea alta) o niveles anormales de grasa en la sangre (colesterol y triglicéridos). Los médicos caracterizan como síndrome metabólico la manifestación coincidente de esos problemas en una persona.

La diabetes también puede causar complicaciones a largo plazo en algunas personas, incluso enfermedades del corazón, apoplejía, problemas en la visión y afecciones del riñón. La diabetes también puede causar otros problemas en los vasos sanguíneos, los nervios y las encías. Estos problemas no se manifiestan generalmente en niños o adolescentes con diabetes tipo 2 que han tenido la enfermedad solamente por algunos años. Sin embargo, pueden ocurrir en la edad adulta en algunas personas con diabetes, especialmente, si esa condición no fue controlada apropiadamente.

Los médicos pueden determinar si una persona tiene diabetes por medio de una prueba de glucosa en muestras de sangre. Incluso si un niño o un adolescente no tiene los síntomas de la diabetes tipo 2, los doctores pueden ordenar exámenes de sangre para verificar su existencia en niños propensos a tener esa enfermedad, por ejemplo los niños que son obesos.

Si usted piensa que su hijo tiene síntomas de diabetes, hable con su médico, quien puede enviar a su hijo a un endocrinólogo pediatra, médico que se especializa en el diagnóstico y tratamiento de niños con enfermedades del sistema endocrino, como la diabetes y los desórdenes de crecimiento.

Vivir con diabetes tipo 2

Un niño o adolescente con diabetes tipo 2 probablemente necesite:

  • alimentarse con una dieta saludable para conseguir un peso normal y al mismo tiempo obtener los nutrientes necesarios para crecer y desarrollarse. Los médicos probablemente recomendarán una dieta con poca sal y grasas, especialmente si el niño muestra alta presión sanguínea alta o niveles anormales de grasa en la sangre;
  • participar en actividades físicas con regularidad. El ejercicio ayuda a mejorar la respuesta del cuerpo humano a la insulina y a quemar más colorías, lo que puede facilitar la eliminación del exceso de grasa en el cuerpo;
  • conseguir y mantener un peso normal;
  • controlar regularmente los niveles de azúcar en la sangre;
  • recibir insulina u otros medicamentos que ayuden al cuerpo a responder a la insulina más efectivamente;
  • trabajar de cerca con sus médicos y su equipo de control de diabetes para conseguir el mejor control posible de la enfermedad, y detectar los signos de las complicaciones de la diabetes y otros problemas de salud que se manifiestan con más frecuencia en niños con diabetes tipo 2.

Vivir con diabetes es un desafío, no importa cual sea la edad del niño, pero los niños pequeños y adolescentes, a menudo tienen asuntos especiales que atender. Los infantes tal vez no entiendan por qué son necesarias las muestras de sangre y las inyecciones de insulina. Pueden asustarse, enojarse y negarse a cooperar.

Los adolescentes pueden sentirse diferentes con respecto a otros adolescentes y tal vez anhelen experimentar un estilo de vida más espontáneo que el permitido por la diabetes. Incluso cuando siguen a conciencia el horario de su tratamiento, los adolescentes con diabetes pueden sentirse frustrados si los cambios corporales durante la pubertad dificultan aún más el control de la diabetes.

Tener un hijo con diabetes puede ser abrumador a veces, pero usted no está solo, o sola. Su equipo de vigilancia de la diabetes no es solo una gran ayuda para atender los asuntos médicos, sino también para respaldar y ayudar a usted y a su niño a adaptarse a vivir con diabetes.

¿Cuales son los últimos avances en el tratamiento de la diabetes tipo 2?

Médicos e investigadores están desarrollando nuevos equipos y tratamientos para ayudar a los niños a lidiar con los problemas característicos de crecer con diabetes.

Algunos niños y adolescentes ya están utilizando nuevos aparatos que hacen que las muestras de glucosa sanguínea y las inyecciones de insulina sean más fáciles y efectivas.

Uno de esos aparatos es la bomba de insulina, un artefacto mecánico que puede ser programado para proveer insulina de una manera parecida a como lo hace el páncreas.

Los investigadores también están probando métodos para detener la diabetes antes de su comienzo. Por ejemplo, los científicos están estudiando si la diabetes puede ser prevenida en personas que hubieran heredado un alto riesgo de adquirir la enfermedad.

Mientras los científicos perfeccionen mejores métodos de tratamiento o incluso de prevención o cura de la diabetes, los padres pueden contribuir a que sus hijos vivan vidas más felices y saludables proporcionándoles aliento constante, preparándolos con información acerca de la diabetes y asegurándose que los niños se alimenten adecuadamente, hagan ejercicio y mantengan al día su control de azúcar en la sangre. Haciendo esto permitirá que los niños participen de todas las actividades del resto de los niños, permitiéndoles crecer y convertirse en adultos saludables, bien adaptados y productivos.

Revisado por Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: abril de 2007



CONSULTEN, OPINEN , ESCRIBAN LIBREMENTE
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en RSE de la ONU
www.consultajuridicachile.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.biocombustibles.blogspot.com
www.calentamientoglobalchile.blogspot.com
oficina: Renato Sánchez 3586 of. 10
Telefono: 5839786 – 2084334
e-mail: rogofe47@mi.cl
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – BIOCOMBUSTIBLES    y asesorías a nivel internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

ANTECEDENTES FAMILIARES Y DIABETES

NVESTIGACIÓN ORIGINAL
Antecedentes familiares, diabetes y otros factores demográficos y de riesgo en los participantes de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 1999–2002


INDICE DE CONTENIDOS


Translation availableEste resumen en inglés
Print this articleImprima este resumen
E-mail this articleEnvíe este elemento
por e-mail:

 

Send feedback to editorsEnvíe sus comentarios a los editores

Ann M. Annis, RN, MPH, Mark S. Caulder, MS, MPH, Michelle L. Cook, MPH, Debra Duquette, MS, CGC

Citas sugeridas para este artículo: Annis AM, Caulder MS, Cook ML, Duquette D. Antecedentes familiares, diabetes y otros factores demográficos y de riesgo en los participantes de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 1999-2002). Prev Chronic Dis [serie publicada on-line] Abril 2005 [fecha de la cita]. Disponible en: URL:  http://www.cdc.gov/pcd/issues/2005/
apr/04_0131_es.htm
.

REVISIÓN PARITARIA

Resumen

Introducción
Tener antecedentes familiares de diabetes constituye un factor de riesgo importante de desarrollar esta enfermedad. Los antecedentes médicos familiares brindan información genómica muy valiosa, ya que permiten caracterizar la interacción combinada de los factores ambientales, genéticos y conductuales. Este estudio analizó el peso y el efecto de los antecedentes familiares de diabetes en la prevalencia autoinformada de la misma entre los adultos que participaron en la Encuesta Nacional sobre Salud y Nutrición 1999–2002 y a quienes ya se les había diagnosticado la enfermedad.

Métodos
Para este estudio se analizaron los datos de 10.283 participantes mayores de 20 años. Se analizó el sexo, la edad, la raza/etnicidad, el índice de pobreza, el nivel de educación, el índice de masa corporal y los antecedentes familiares de diabetes, y cómo estos factores se relacionaban con la enfermedad. Las estimaciones de prevalencia y las razones de posibilidades de la diabetes se calcularon a partir de los antecedentes familiares y de otros factores.

Resultados
La prevalencia de la diabetes en personas con familiares de primer grado que padecen diabetes (14,3%) fue significativamente más alta que el de las personas sin antecedentes familiares (3,2%), lo cual correspondía a una razón de posibilidades no ajustada de cinco. El cálculo de las estimaciones de prevalencia y de la razón de posibilidades aumentó significativamente al aumentar la cantidad de familiares que padecían diabetes. Los antecedentes familiares también se asociaron con varios factores de riesgo y factores demográficos.

Conclusión
Los antecedentes familiares de diabetes demostraron ser una variable importante para anticipar la prevalencia de diabetes en la población adulta de los Estados Unidos. Nosotros abogamos por la inclusión de una evaluación de los antecedentes familiares en la salud pública y los programas de detección, ya que se trata de una fuente valiosa y económica de información genómica, que permite a su vez medir el riesgo de desarrollar diabetes.

 



 



DIABETES


DIABETES 2



La gestión de la diabetes tipo 2 significa hacer algunos cambios en la forma en que vive. Su médico le hará preguntas a comer sano, a ser más activo, perder peso si es necesario, y dejar de fumar. Él o ella puede prescribir uno o más medicamentos, también. 

Puede parecer que mucho por hacer. Pero mantener su nivel de azúcar en sangre bajo control ahora puede ayudar a reducir el riesgo de problemas de salud de la diabetes en el futuro. Este sitio ofrece una gran cantidad de información que le ayudará a usted, junto con funciones especiales como éstas:

Vea cómo la diabetes tipo 2 se desarrolla en el cuerpo.

Leonard sabe que puede hacer frente al desafío de la diabetes. Escuche su mensaje.

Cook sabrosas, comidas saludables que toda la familia podrá disfrutar.

CONVIVIENDO CON LA DIABETES


UNA ENFERMEDAD CON LA QUE HAY CONVIVIR TODA LA VIDA

Diabetes 

En los latinos/hispanos, la probabilidad de desarrollar la diabetes es casi el doble que en la población general. En los Estados Unidos, el 9.8 por ciento de latinos/hispanos tiene diabetes. Y muchos otros tienen “prediabetes”, una condición que aumenta considerablemente el riesgo de desarrollar diabetes y aumenta en un 50 por ciento el riesgo de enfermedades del corazón.

¿Qué es la diabetes?

La mayor parte de lo que comemos se convierte en glucosa (una forma de azúcar), la cual funciona como fuente de energía para las células del cuerpo. El páncreas, un órgano situado cerca del estómago, produce una hormona llamada insulina. La insulina ayuda a que la glucosa llegue a todas las células del cuerpo. Pero en las personas con diabetes, el cuerpo no produce suficiente insulina, o no la produce en absoluto. En otros casos de diabetes, el cuerpo no puede usar su propia insulina adecuadamente. En cualquier evento, si se presenta la diabetes, el resultado es que la glucosa (azúcar) se acumule en la sangre.

La acumulacion de glucosa en la sangre puede ocasionar varios problemas, como la ceguera, insuficiencia renal o daño a los nervios. Ademas, la glucosa en sangre alta puede contribuir al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

¿Como se diagnostica la diabetes?

Si usted se ha hecho una prueba de glucosa en sangre sin preparación alguna y el resultado es de 185 o más, o se ha hecho una prueba en ayunas cuyo resultado es de 126 o más, entonces usted tiene diabetes.

¿Cuáles son los tipos de diabetes?
Hay dos tipos de diabetes. La diabetes tipo 1, que también se llama diabetes insulino-dependiente, se diagnostica generalmente durante la infancia. En la diabetes tipo 1, el páncreas produce poca insulina, o no la produce en absoluto, asi que inyecciones diarias de insulina son necesarias. Entre 5 y 10 por ciento de todos los casos conocidos de diabetes son del tipo 1.

La forma más común es la diabetes tipo 2, que también se llama diabetes no dependiente de insulina. Aunque ésta generalmente se presenta en los adultos de edad mediana, los adolescentes y los adultos jóvenes también están desarrollando diabetes tipo 2 a una velocidad alarmante. Entre 90 y 95 por ciento de los casos de diabetes son del tipo 2. Este padecimiento se desarrolla cuando el cuerpo no produce suficiente insulina y, ademas, no utiliza la cantidad de insulina disponible con eficiencia (resistencia a la insulina).

La diabetes tipo 2 se puede controlar mediante la dieta y el ejercicio; sin embargo, algunas personas también necesitan medicamentos orales o insulina para ayudar a controlar el azúcar en sangre. Los antecedentes familiares son un factor de riesgo muy importante de tener diabetes tipo 2, al igual que la obesidad y la falta de actividad física.

¿Cuáles son los factores de riesgo de diabetes?
Los factores de riesgo para diabetes tipo 2 incluyen:

  • El exceso de peso / la obesidad
  • La edad avanzada
  • Antecedentes familiares de diabetes
  • Diabetes durante el embarazo
  • Falta de actividad física
  • Raza (afroamericano, latino/hispano o nativo americano)

¿Cuáles son las señales de aviso de la diabetes?
Las personas que crean tener diabetes deben visitar a un médico para un chequeo. Podrían tener ALGUNOS o NINGUNO de estos síntomas:

  • Orinar frecuentemente
  • Sed excesiva
  • Pérdida de peso sin explicación
  • Hambre excesiva
  • Cambios repentinos en su vista
  • Hormigueo o falta de sensación en las manos o los pies
  • Sentirse muy cansado gran parte del tiempo (fatiga)
  • Piel muy reseca
  • Cortadas y llagas que tardan mucho en sanar o que se infectan más de lo usual
  • Irritabilidad

¿Cómo puedo evitar o retrasar la diabetes?

  • Pierda peso si usted tiene sobrepeso o si es obeso. Perder de 10 a 20 libras le puede ayudar a reducir significativamente su riesgo de enfermedades del corazón, y la pérdida de peso ayuda a reducir la grasa corporal, la presión arterial y la resistencia a la insulina.
  • Controle el colesterol. Coma una dieta saludable baja en grasa saturada y colesterol de alimentación para mantener el colesterol en sangre de menos de 200 mg/dl.
  • Controle la presión arterial. Si usted tiene diabetes, su presión arterial debería ser menos de 130/80 mm Hg (milímetros de mercurio) para reducir su riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Haga actividad física. La actividad física habitual y mantener un peso adecuado le pueden ayudar a reducir su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Haga ejercicio durante 30 minutos o más, la mayoría de los días de la semana. Usted puede hacer sesiones de 10 minutos varias veces al día. Caminar es una excelente forma de actividad física. Trate de hacer una caminata de 10 minutos por la mañana, a la hora de la comida y después de trabajar.

¿Cómo se trata la diabetes?

Diabetes tipo 1
El tratamiento requiere un régimen estricto que incluye:

  • Una dieta especial
  • Actividad física
  • Pruebas de glucosa en el hogar varias veces al día
  • Inyecciones diarias de insulina

Diabetes tipo 2
El tratamiento para la diabetes tipo 2 suele incluir:

  • Control de la dieta
  • Actividad física
  • Pruebas de glucosa en el hogar
  • Medicamento oral y/o insulina en algunos casos

Recursos

 

Diabetes VAMOS APRENDIENDO DE LA ENFERMEDAD

Otros nombres: Azúcar en la sangre, Diabetes de comienzo en la edad adulta, Diabetes no insulinodependiente, Glucosa en la sangre

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que consume. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, el tipo más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede provocar lesiones en los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes también puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales e incluso la necesidad de amputar un miembro. Las mujeres embarazadas también pueden desarrollar diabetes, la llamada diabetes gestacional.

Los síntomas de la diabetes tipo 2 pueden incluir fatiga, sed, pérdida de peso, visión borrosa y micciones frecuentes. Algunas personas no tienen síntomas. Un análisis de sangre puede mostrar si tiene diabetes. El ejercicio, el control de peso y respetar el plan de comidas puede ayudar a controlar la diabetes. También debe controlar el nivel de glucosa y, si tiene receta médica, tomar medicamentos.

Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón

Comience aquí

CONSULTEN, OPINEN , ESCRIBAN LIBREMENTE
Saludos
Rodrigo González Fernández
Diplomado en RSE de la ONU
www.consultajuridicachile.blogspot.com
www.el-observatorio-politico.blogspot.com
www.lobbyingchile.blogspot.com
www.biocombustibles.blogspot.com
www.calentamientoglobalchile.blogspot.com
oficina: Renato Sánchez 3586 of. 10
Telefono: 5839786 – 2084334
e-mail: rogofe47@mi.cl
Santiago- Chile
Soliciten nuestros cursos de capacitación  y consultoría en RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL – LOBBY – BIOCOMBUSTIBLES    y asesorías a nivel internacional y están disponibles  para OTEC Y OTIC en Chile

DIABETES Y SU PROBLEMATICA

Diabetes

Versión para imprimirEnviar esta página a un amigo
Contenido:

Imágenes

Glándulas endocrinas
Glándulas endocrinas
Retinopatía diabética
Retinopatía diabética
Islotes de Langerhans
Islotes de Langerhans
Examen de sangre
Examen de sangre
El páncreas
El páncreas
Bomba de insulina
Bomba de insulina
Examen de glucosa
Examen de glucosa
Bomba de insulina
Bomba de insulina
Diabetes tipo I
Diabetes tipo I
Circulación de la sangre diabética en el pie
Circulación de la sangre diabética en el pie
Liberación de insulina y alimentos
Liberación de insulina y alimentos
Producción de insulina y diabetes
Producción de insulina y diabetes
Serie de control de la glucosa en la sangre
Serie de control de la glucosa en la sangre

Definición    Volver al comienzo

Es una enfermedad vitalicia caracterizada por niveles altos de glucemia.

Causas, incidencia y factores de riesgo    Volver al comienzo

La diabetes puede ser causada por muy poca producción de insulina (una hormona producida por el páncreas para controlar la glucemia), resistencia a la insulina o ambas.

Para comprender la diabetes, es importante entender primero el proceso normal de metabolismo de los alimentos. Varias cosas suceden durante su digestión:

  • Un azúcar llamado glucosa, que es fuente de combustible para el cuerpo, entra en el torrente sanguíneo.
  • Un órgano llamado páncreas produce la insulina, cuyo papel es transportar la glucosa del torrente sanguíneo hasta los músculos, la grasa y las células hepáticas, donde puede utilizarse como combustible.

Las personas con diabetes presentan hiperglucemia, debido a que el páncreas no produce suficiente insulina o a que músculos, grasa y células hepáticas no responden de manera normal a la insulina, o ambos.

Hay tres grandes tipos de diabetes:

  • Diabetes tipo 1: generalmente se diagnostica en la infancia, pero muchos pacientes son diagnosticados cuando tienen más de 20 años. En esta enfermedad, el cuerpo no produce o produce poca insulina y se necesitan inyecciones diarias de ésta para mantenerse con vida. La causa exacta se desconoce, pero la genética, los virus y los problemas autoinmunitarios pueden jugar un papel.
  • Diabetes tipo 2: es por lejos más común que el tipo 1, corresponde a la mayoría de todos los casos de diabetes y generalmente se presenta en la edad adulta, aunque se está diagnosticando cada vez más en personas jóvenes. El páncreas no produce suficiente insulina para mantener los niveles de glucemia normales, a menudo, debido a que el cuerpo no responde bien a la insulina. Muchas personas con este tipo de diabetes, incluso no saben que la tienen, a pesar de ser una enfermedad grave. Este tipo de diabetes se está volviendo más común debido al creciente número de estadounidenses mayores, el aumento de la obesidad y la falta de ejercicio.
  • Diabetes gestacional: consiste en la presencia de altos niveles de glucemia que se desarrolla en cualquier momento durante el embarazo en una mujer que no tiene diabetes.

La diabetes afecta a unos 20 millones de estadounidenses y alrededor de 40 millones tienen prediabetes. Existen muchos factores de riesgo para esta enfermedad, como:

  • Un progenitor o hermanos con diabetes
  • Obesidad
  • Edad mayor a 45 años
  • Algunos grupos étnicos (particularmente afroamericanos, nativos americanos, asiáticos, isleños del pacífico e hispanoamericanos)
  • Diabetes gestacional o parto de un bebé con un peso mayor a 4 kg (9 libras)
  • Nivel alto de colesterol en la sangre
  • No hacer suficiente ejercicio
  • Antecedentes de diabetes gestacional
  • Deterioro previo de la tolerancia a la glucosa

La Asociación Estadounidense para la Diabetes (American Diabetes Association) recomienda que todos los adultos mayores de 45 años se sometan a un examen para diabetes al menos cada tres años y con una frecuencia mayor para las personas que se encuentran en alto riesgo.

Síntomas    Volver al comienzo

Los niveles altos de glucemia pueden causar diversos problemas incluyendo necesidad de micción frecuente, sed excesiva, hambre, fatiga, pérdida de peso y visión borrosa. Sin embargo, debido a que la diabetes tipo 2 se desarrolla lentamente, algunas personas con niveles altos de glucemia son completamente asintomáticas.

Síntomas de la diabetes tipo 1:

  • Aumento de la sed
  • Aumento de la micción
  • Pérdida de peso a pesar del aumento del apetito
  • Fatiga
  • Náuseas
  • Vómitos

Los pacientes con la diabetes tipo 1 generalmente desarrollan síntomas en un período de tiempo corto y la enfermedad con frecuencia se diagnostica en una sala de emergencias.

Síntomas de la diabetes tipo 2:

  • Aumento de la sed
  • Aumento de la micción
  • Aumento del apetito
  • Fatiga
  • Visión borrosa
  • Infecciones que sanan lentamente
  • Impotencia en los hombres

Signos y exámenes    Volver al comienzo

Se puede utilizar un análisis de orina para detectar glucosa y cetonas producto de la descomposición de las grasas. Sin embargo, una prueba de orina sola no diagnostica diabetes. Para este diagnóstico, se utilizan las siguientes pruebas de glucemia:

  • Glucemia en ayunas: se diagnostica diabetes si el resultado es mayor de 126 mg/dL en dos oportunidades. Los niveles entre 100 y 126 mg/dL se denominan alteración de la glucosa en ayunas o prediabetes. Dichos niveles se consideran factores de riesgo para la diabetes tipo 2 y sus complicaciones.
  • Glucemia aleatoria (sin ayunar): se sospecha la existencia de diabetes si los niveles son superiores a 200 mg/dL y están acompañados por los síntomas clásicos de aumento de sed, micción y fatiga. (Esta prueba se debe confirmar con otra glucemia en ayunas.)
  • Prueba de tolerancia a la glucosa oral: se diagnostica diabetes si el nivel de glucosa es superior a 200 mg/dL luego de 2 horas (esta prueba se usa más para la diabetes tipo 2).

Se le debe preguntar igualmente al médico la frecuencia con la que uno se debe hacer revisar los niveles de hemoglobina A1c (HbA1c), una medida del promedio de glucemia durante los 2 a 3 meses anteriores. Ésta es una forma muy útil de determinar qué tan bien está funcionando el tratamiento.

El examen de cetonas, que se hace utilizando una muestra de orina, es otro examen que se utiliza en la diabetes tipo 1. Las cetonas son producidas por la descomposición de la grasa y el músculo, y son dañinas en altos niveles. Los niveles altos de cetonas en la sangre pueden ocasionar una afección grave llamada cetoacidosis. Los exámenes de cetonas generalmente se realizan en los siguientes momentos:

  • Cuando el azúcar en la sangre es superior a 240 mg/dL
  • Durante una enfermedad aguda (por ejemplo, neumonía, ataque cardíaco, accidente cerebrovascular)
  • Cuando se presentan náuseas o vómitos
  • Durante el embarazo

Tratamiento    Volver al comienzo

No existe cura para la diabetes. El tratamiento consiste en medicamentos, dieta y ejercicio para controlar el nivel de azúcar en la sangre, al igual que prevenir los síntomas y sus complicaciones.

SE RECOMIENDA APRENDER ESTAS HABILIDADES

Las habilidades básicas para el manejo de la diabetes ayudarán a prevenir la necesidad de atención de emergencia y entre ellas se encuentran:

  • Cómo reconocer y tratar los niveles bajos (hipoglucemia) y altos (hiperglucemia) de glucemia
  • Qué comer y cuándo hacerlo
  • Cómo tomar la insulina o los medicamentos orales
  • Cómo medir y registrar la glucemia
  • Cómo probar las cetonas en la orina (únicamente para la diabetes tipo 1)
  • Cómo ajustar el consumo de insulina o de alimentos al cambiar los hábitos alimentarios y de ejercicio
  • Cómo manejar los días en que se está enfermo
  • Dónde comprar suministros para diabéticos y cómo almacenarlos

Después de aprender las bases sobre el cuidado de la diabetes, se debe aprender cómo esta enfermedad puede ocasionar problemas de salud a largo plazo y la mejor manera de prevenirlos. Las personas con diabetes necesitan revisar y actualizar su conocimiento, ya que constantemente se están desarrollando nuevas investigaciones y mejores maneras de tratar la enfermedad.

AUTOEXAMEN:

Si una persona tiene diabetes, el médico puede pedirle que verifique regularmente los niveles de glucemia en su casa. Existen muchos dispositivos disponibles, los cuales utilizan únicamente una gota de sangre. El automonitoreo le informa al paciente qué tan bien están funcionado la dieta, el ejercicio y los medicamentos juntos para controlar la diabetes y le puede ayudar al médico a prevenir complicaciones.

La Asociación Estadounidense para la Diabetes ( American Diabetes Association ) recomienda que los niveles de glucemia previos a las comidas estén en un rango de 80 a 120 mg/dL y los niveles de glucemia a la hora de dormir en un rango de 100 a 140 mg/dL. El médico puede ajustar esto dependiendo de las circunstancias de cada paciente.

DIETA

El diabético debe trabajar estrechamente con su médico para conocer cuántas grasas, proteínas y carbohidratos necesita para su dieta. Un dietista certificado puede ser muy útil en la planificación de estas necesidades en la dieta.

Las personas con diabetes tipo 1 deben comer más o menos a la misma hora todos los días y tratar de ser coherentes con el tipo de alimentos que eligen. Esto ayuda a prevenir que los niveles de azúcar se eleven o bajen demasiado. Entre tanto, las personas con diabetes tipo 2 deben seguir una dieta bien balanceada y baja en grasas.

CÓMO TOMAR LOS MEDICAMENTOS

Los medicamentos para tratar la diabetes incluyen la insulina y las píldoras para reducir los niveles de glucosa, denominados hipoglucémicos orales.

Las personas con diabetes tipo 1 no pueden producir su propia insulina, por lo que necesitan inyecciones de insulina todos los días. La insulina no viene en forma de píldoras; se suministra mediante inyecciones que, por lo general, se requieren de una a cuatro veces por día. Algunas personas usan una bomba de insulina que se lleva permanentemente y libera un flujo estable de insulina durante todo el día. Otras personas pueden hacer uso de un nuevo tipo de insulina que se inhala.

Las preparaciones de insulina se diferencian en la manera rápida como comienzan a hacer efecto y la duración del efecto. Algunas veces, se mezclan diferentes tipos de insulina en una sola inyección. El médico experto en el cuidado del diabético es quien debe determinar el tipo de insulina a utilizarse, las dosis y el número de inyecciones diarias.

A las personas que necesitan insulina, los médicos y los educadores en diabetes les enseñan a autoinyectarse.

A diferencia de la diabetes tipo 1, la diabetes tipo 2 puede responder al tratamiento con ejercicio, dieta y medicamentos orales. Existen varios tipos de fármacos hipoglucémicos orales utilizados para reducir el nivel de glucosa en la diabetes tipo 2 y se clasifican en tres grupos a saber:

  • Medicamentos llamados sulfonilureas que incrementan la producción de insulina por parte del páncreas.
  • Medicamentos llamados tiazolidinedionas que ayudan a incrementar la sensibilidad de las células (respuesta) a la insulina.
  • Medicamentos que retardan la absorción de la glucosa por parte del intestino, entre los cuales están la acarbosa y el miglitol.

Existen algunos medicamentos inyectables utilizados para bajar los niveles de glucemia, entre los cuales están: exenatida y pramlintida.

La mayoría de los diabéticos tipo 2 requerirá más de un medicamento para un buen control de la glucemia en los tres primeros años de comenzar el primer medicamento. Se pueden combinar diferentes grupos de medicamentos o utilizarlos con insulina.

A veces, las personas con diabetes tipo 2 ya no necesitan medicamentos si pierden peso y aumentan su actividad, debido a que cuando alcanzan su peso ideal, su propia insulina y una dieta cuidadosa pueden controlar sus niveles de glucemia.

No se sabe si el uso de los fármacos hipoglucémicos durante el embarazo es seguro; las mujeres que padecen diabetes tipo 2 y toman estos medicamentos deben cambiar a insulina durante el embarazo y mientras estén lactando.

La diabetes gestacional se trata con insulina y cambios en la dieta.

EJERCICIO

El ejercicio regular es particularmente importante para las personas diabéticas, porque ayuda a controlar la glucemia, a perder peso y controlar la hipertensión arterial. Los diabéticos que hacen ejercicio tienen menos probabilidades de experimentar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular que los que no lo hacen regularmente. Antes de iniciar un programa de ejercicios, el diabético debe ser evaluado por un médico.

Algunas consideraciones acerca del ejercicio son:

  • Escoger una actividad física que el paciente pueda disfrutar y que sea apropiada para su estado de salud actual
  • Ejercitarse en lo posible todos los días y a la misma hora
  • Verificar los niveles de glucemia antes y después del ejercicio
  • Llevar alimentos que contengan un carbohidrato de acción rápida en caso de que el paciente se ponga hipoglucémico durante o después del ejercicio
  • Portar una tarjeta de identificación como diabético y un teléfono celular o monedas para hacer una llamada en caso de emergencia
  • Beber líquidos adicionales que no contengan azúcar antes, durante y después del ejercicio

Los cambios en la intensidad y duración del ejercicio pueden exigir modificaciones en la dieta o en los medicamentos para evitar que los niveles de glucemia bajen o suban demasiado.

CUIDADO DE LOS PIES:

Las personas con diabetes están en riesgo de sufrir lesiones en los pies debido a la probabilidad de daño a los vasos sanguíneos y a los nervios, y a la disminución de la capacidad para combatir infecciones. Los problemas con el flujo sanguíneo y el daño a los nervios pueden hacer que no se perciba una lesión en los pies hasta cuando se desarrolle infección. Asimismo, puede presentarse muerte de la piel y otro tejido.

Sin tratamiento, es posible que sea necesario amputar el pie afectado. De hecho, la diabetes es la enfermedad que más comúnmente lleva a amputaciones.

Para prevenir las lesiones en los pies, los diabéticos deben adoptar una rutina diaria de revisión y cuidado de los pies, de la siguiente manera:

  • Revisarse los pies cada día e informar de cualquier úlcera, cambio o signo de infección.
  • Lavarse los pies todos los días con agua tibia y un jabón suave, y luego secarlos muy bien.
  • Suavizar la piel seca con una loción o con vaselina.
  • Protegerse los pies con zapatos cómodos, que ajusten bien.
  • Ejercitarse a diario para promover una buena circulación.
  • Visitar a un podiatra para que identifique problemas en los pies o para que extirpe callos o callosidades en los mismos.
  • Quitarse los zapatos y las medias durante la visita al médico y recordarle que los examine.
  • Dejar de fumar, pues el consumo de tabaco empeora el flujo de sangre a los pies.

Grupos de apoyo    Volver al comienzo

Para obtener información adicional, ver recursos para la diabetes.

Expectativas (pronóstico)    Volver al comienzo

Con un buen control de la glucemia y la presión arterial, se pueden prevenir muchas de las complicaciones de la diabetes.

Los estudios han mostrado que un estricto control de los niveles de glucemia y de presión arterial en personas con diabetes ayuda a reducir el riesgo de nefropatía, enfermedad ocular, neuropatía, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Complicaciones    Volver al comienzo

Las complicaciones de emergencia abarcan el coma diabético hiperosmolar hiperglucémico.

Las complicaciones a largo plazo incluyen:

Situaciones que requieren asistencia médica    Volver al comienzo

Se debe acudir a la sala de emergencias o llamar al número de emergencia local (el 911 en los Estados Unidos) si se presentan los síntomas de cetoacidosis:

  • Aumento de la sed y de la micción
  • Náuseas
  • Respiración rápida y profunda
  • Dolor abdominal
  • Aliento con olor dulce
  • Pérdida del conocimiento

Asimismo, se debe llamar al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) o trasladarse a la sala de emergencias si se presentan síntomas de niveles extremadamente bajos de glucemia ( coma hipoglucémico o reacción severa a la insulina):

Prevención    Volver al comienzo

Mantener un peso corporal ideal y un estilo de vida activo pueden prevenir el inicio de la diabetes tipo 2. Actualmente, no hay forma de prevenir la diabetes tipo 1.

Referencias    Volver al comienzo

Standards of medical care in diabetes--2007. Diabetes Care. Jan 2007;30 Suppl 1:S4-S41.

Larsen PR, Kronberg HM, Schlomo M, et al. Williams Textbook of Endocrinology. 10th ed. St. Louis, Mo: WB Saunders; 2003:1427-1468, 1485-1504.

Armstrong C. ADA Releases Standards of Medical Care for Patients with Diabetes. Am Fam Physician. Sept 2006; 74(5); 871-874.

Caballero E. Prediabetes. J Clin Endocrinol Metab. Jan 2007; 92(1); 15A-16A.

Actualizado: 11/28/2007

Versión en inglés revisada por: David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc. Previoulsy reviewed by Robert Hurd, MD, Professor of Endocrinology, Department of Biology, Xavier University, Cincinnati, OH. Review provided by VeriMed Healthcare Network (2/8/2007). 
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc. 

A.D.A.M. logo
A.D.A.M., Inc. cuenta con acreditación de URAC, conocida también como Comisión Norteamericana de Certificación de la Atención Médica (American Accreditation HealthCare Comisión, www.urac.org). El programa de acreditación de URAC es una auditoría independiente para verificar que A.D.A.M. cumple con estándares rigurosos de calidad y responsabilidad. A.D.A.M. figura entre los primeros en obtener esta importante distinción por los servicios e información de salud a través de Internet. Averigüe más sobre la política de privacidad, el proceso editorial y la política editorial de A.D.A.M. Asimismo, A.D.A.M. es miembro fundador de Hi-Ethics y se adhiere a los principios de Health on the Net Foundation (www.hon.ch).

La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997-2008 A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.